jueves, 25 de agosto de 2011

LVII

LVII

Me estremezco en el silencio absoluto,
En el vacío de la conciencia.
Buscando tu compañía en una mirada sincera,
Espero en la añoranza de sentirte a mi lado.
Somos almas gemelas de la penumbra,
Dos sombras en este mundo,
La odisea  de nuestros pasos avanza,
Sin sentir el peso de la culpa.
Pues no hay culpa en el amor,
No hay razón para negar la verdad,
Pues es cierto te busco, te necesito y quiero….
Es incomprensible el dolor que carga mi alma en pena,
Que desespera en tu ausencia.
Lágrimas de tristeza derramé,
En silencio sufrí tu falta,
Más la esperanza me empujaba a esperar tu llegada.
Versos suspiro al viento,
Le pido que los recite a tu oído y que te lleve mi mensaje,
De este amor que me inspira de lanzar al viento mis sentimientos.
El es el mensajero de cupido,
Guardián de mis palabras,
Consolando mi alma con los susurros de la noche,
Pues la luna me canta son su voz melodiosa,
Dando paz a mis recuerdos,
Y calma a mi sueño.