lunes, 28 de julio de 2014

TRIANGULO DEL SABER

Entender, siempre es un reto rotundo en la vida, casi rutinario para cada persona, que tiene a ser ignorado por la mayoría egoístamente. Cuando el niño aprende se esfuerza en avanzar para alcanzar un nivel de entendimiento, similar al del adulto y poder participar en sus conversaciones, el esfuerzo e ímpetu del ingenuo por no ser ignorante entre quienes les rodean se pierde cuando se crece, se aburren, se cansan de ver y entender, de percibir y descubrir las mentiras ajenas, rehuye la falsedad y se recluye, perdiendo interés por la realidad….

Conocer, ese paso neutral que dirige el paso de todo individuo hacia sus actos, saber la verdad, siempre es un auto de doble dirección pues no lo guían realmente solo es un escalón en medio de una escalera indeciso de que dirección tomar, los intereses personales son el empuje para subir o bajar, para alcanzar una meta o retroceder e incluso para decidir si luchar o abandonar, conocer la verdad debería ser un alivio para tomar decisiones, la verdad esta basada en la sinceridad de los hechos o deseos de cuanto nos rodea. Suele ser más frecuente que el hecho de conocer la verdad, un deseo, un secreto sea una carga, por lo que la persona sufre en silencio, sintiéndose responsable por algo que sabe y si lo confesara perjudicaría a su confidente…. Conocer tiende a ser un arma de dos filos, puede ayudar como perjudicar a uno mismo o quienes nos rodean.

Comprender… la empatía entre individuos realmente es algo impresionante, tanto que influye en la apreciación de las circunstancias, en como se asume un hecho e incluso en como nos afecta los actos ajenos, las palabras afectos y odios, comprender es saber sintiéndose en la posición de quienes se refugian y desahogan sus preocupaciones en confidencia, en quienes albergan que se acepten sus razones personales, no siempre es así pues se tiende a usar dicha comprensión para excusarse de responsabilidad, el mal acto tenga o no derecho, no asume estar extinto de responsabilidad, una vendetta trae satisfacción personal y a su vez un sufrimiento a quienes aprecian a la otra parte… comprender es asumir lo que terceros sientes en diversas circunstancias te parezca bien o no.

Todos recorremos un camino ambiguo, donde buscamos entender cuanto nos rodea y aprender a manejarlo, saber mas allá de cuanto ya conocemos y comprender el porque y como de que ha provocado mas de un suceso, el reto en este camino es abrir los ojos y decidir si uno cruza la línea de la moral individual y acepta, perdona, rechaza niega tomar decisión que lo ate al suceso o la persona, e incluso a un secreto…

No hay comentarios: