lunes, 11 de agosto de 2014

FALSA PERFECCIÓN...

FALSA PERFECCION

Anaya se ahogaba en su vida perfecta, de mujer educada y trabajadora, buena ama de casa y atenta a su familia, tan perfecta cara al mundo que la rodeaba que ella se sentía abandonada… una noche de camino al cine sus planes cambiaron tras pasar por un local en el que ondeaba una bandera arco iris, a unos tres metros frenó en seco se giro y se dirigió al local, la portera respetuosamente le abre la puerta con una sonrisa algo insinuante. Esta mujer de cabellos cortos y rubios, atractiva con mirada traviesa que la recorría sin atisbó de vergüenza…. Provocándole una electricidad intrigante por todo su cuerpo que la impulsó a seguir adelante
Adentrándose en un mundo de sobras y cantidad de mujeres que se saludaban con entusiasmo, y bailaban juntas al fondo del local, rodeada y observada se dirigió a la barra a pedir algún cóctel, por otro lado algunas jugaban a los dardos, desde su lugar las observó competir y bromear, sintiéndose mas a gusto, no se planteaba nada solo disfrutar, la portera entraba y volvía a dejar su mirada sobre su cuerpo, esa mujer la envolvía con su presencia, le devolvió la sonrisa con un gesto de reconocimiento, ese gesto dio paso a un acercamiento mayor de la rubia que se presentaba como Bea, hablaron un poco riendo cada vez mas seguido, Anaya se sentía mas a gusto, mas sensual y sentía sed de algo más… Bea mas experta la percibía, la tomó de la mano tiro de ella besándola en los labios, sin soltarla continuo, no supo resistirse, tampoco sintió la necesidad de hacerlo, sus labios eran suaves e incitantes, su cuerpo calido y excitante, estaba experimentando algo que creyó inexistente para si misma, deseo necesidad, ansia…
La complicidad y los besos fueron aumentando entre ambas, se escaparon de las miradas ajenas a los aseos y ahí continuaron ese ritual sensual lleno de caricias que quemaban sobre la piel y le quitaban el aliento.
Su mente divagaba en la resolución que con ningún hombre se sintió así, que no deseo de verdad a ninguno, busco afecto, calor, seguridad, contacto y alivio, con ninguno experimento algo tan ardiente, ni se sintió tan viva como con Bea.
Anaya centro sus ojos en los de la rubia y la beso vorazmente, dejando que sus manos conocieran sus senos, sus caderas bailaban sensualmente la una con la otra, buscándose, provocándose, reclamando por un mayor contacto…
Sus ropas cada vez molestaban mas, sus manos ávidas las retiraban con prisas y la piel ardía a cada contacto, la piel del cuello palpitaba bajo sus labios húmedos, de los que escapaban tenues gemidos, los senos se agitaban con la respiración entrecortada y los pezones erectos resaltaban como cerezas a un pastel listo para ser devorado…. Exactamente eso hizo ella, lamer primero los pezones de Bea, absorberlos  y sentir como la calentura de su cuerpo aumenta con un placer que la colmaba de temblores, mientras las manos de la rubia la tomaba de las nalgas para afirmar su pelvis contra la suya y restregarse con mas fuerza, ahí mismo las manos de ambas fueron a sacar los pantalones, ya no tenían freno, los besos se volvieron mas intensos las caricias se volvieron posesivas, la danza una contienda de deseos, finalmente el cuerpo de Anaya recibió anhelante la mano de su amante y dejo que la llevara cada vez mas alto, mientras la respiración de Anaya alternaba entre gemidos entrecortados y gritos que intentaba contener, su espalda se arqueaba y tensaba con ligeros temblores, la mano de Bea profundiza más, dándole  placer con mas fuerza y aceleración,  tensándose y explotando en  un cúmulo de gemidos que la dejaron en segundos exhausta mientras escuchaba a su amante seguirla mientras la embestía con las caderas provocando un segundo orgasmo tan largo que la libero del mundo entero.
Entre risas, besos llenos de satisfacción, se vistieron y salieron al exterior, recibiendo una fuerte ovación y aplausos…. El local entero había sido participe de su encuentro al baño. Ambas se miraron y echaron a reír otra vez sin saber que decir ninguna.

Solo alcanzo a pensar que hasta ese día vivió una falsa perfecta para el mundo… esa noche daba un giro de 90º de auto descubrimiento… 

No hay comentarios: